Apertura, te estábamos esperando…


Entre tanto revuelo por saber quién será el sucesor de Diego Armando Maradona en el banco de suplentes argentino; las agoviadoras peleas, acusaciones, reconciliaciones y llamadas a silencio por parte de Pelusa, el manager de la Selección, Carlos Bilardo, y el presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona; el aumento injustificado de un 33% en las entradas de cualquier índole en los estadios, entre tantos otros asuntos que tomaron protagonismo en este extenso receso invernal, comenzó lo que todo el público futbolero anheló tras la catastrófica caída frente Alemania en Sudáfrica: el arranque del Torneo Apertura 2010.

Una primera fecha con un sin fin de caras nuevas, que para quien no está interiorizado en el tema debe ver los partidos con un catálogo que especifique cara de jugador con apellido y club en el que se desempeña; sistemas tácticos de Play Station, que cambian constantemente a la hora de atacar y defender; y una gran paridad entre los 20 conjuntos de Primera División, fueron las características principales de este comienzo de campeonato, que arrancó con una victoria del ya conocido Lanús frente al novedoso Arsenal por 2 a 1.

Los dos grandes candidatos de la gente a la hora de citar a los favoritos en la previa, Boca y River, dejaron a sus aficiónes en deuda. Un triunfo del Millonario frente a Tigre – de lo mejorcito que se observó en los primeros 10 duelos a pesar de la derrota- en el último segundo, sin ese tiki tiki casi religioso al que siempre hace referencia Ángel Cappa; y un empate entre el Xeneize y Godoy Cruz, con sabor a poco para los dirigidos por Claudio Borghi si se lo analiza desde las individualidades que posee cada conjunto, pero con un gustito bastante dulce si se consideran los 90 minutos que duró el enfrentamiento, fueron los análisis pos resultado que se hicieron tanto en Nuñez como en Mendoza.

Vélez, como viene ocurriendo desde hace tiempo, arrancó el campeonato con el pie derecho, brindando un juego bastante superior al del resto de las instituciones. Pases cortos y al pie –parece fácil decirlo, pero a la hora de realizarlo son pocos los privilegiados que logran hacerlo-, relevos que solo se logran con tiempo de trabajo y cambio de ritmo en los metros finales. Todas esas frases pueden encajarle con perfección a los de Ricardo Gareca, todas cualidades de campeón, o por lo menos de equipo que cuenta con chances reales de serlo hasta último momento. Independiente tuvo que sufrirlo.

Para no perder la costumbre de las últimas temporadas, Banfield y Estudiantes también cosecharon los tres puntos, frente a Olimpo y Newell´s, respectivamente.

En el tema individualidades, resulta más complicado recalcar rendimientos que hayan rosado la excelencia. Maxi Moralez y Juan Manuel Martínez por el lado del Fortín, Walter Erviti en el Taladro y Diego Castaño en Tigre, fueron quienes se destacaron en una fecha sin grandes participaciones.

A media máquina, pero ya empezó. El Apertura es una realidad con la que sueñan 20 clubes, cientos de jugadores y millones de hinchas. A pesar de que este campeonato promete ser vibrante y bastante emotivo, el foco principal del espectáculo se vio, como siempre, en el incondicional seguimiento de los hinchas en las superpobladas y adornadas tribunas…

Aquí, los 17 goles que dejó la primera jornada

Ya se palpita el Apertura


Si bien falta poco menos de un mes para que arranque el Torneo Apertura 2010, el campeonato ya se comenzó a vivir. Esta semana la AFA dio a conocer el cronograma de encuentros del próximo certamen doméstico, y los clásicos comenzarán temprano.

Boca y River son los máximos candidatos de la gente a la hora de nombrar al posible campeón, más que nada por su historia y por los refuerzos que han incorporado recientemente –jugadores sin renombre que se convierten en estrellas en un fútbol devaluado- que por el presente futbolístico de cada uno. Si se toca el tema de las altas, otros que lograron moverse bien por el campo fueron Colón de Santa Fe y All Boys. La cara opuesta de la moneda se ve por el lado de Banfield, San Lorenzo y Vélez, que perdieron mucho más de lo que trajeron.

Sin grandes incorporaciones, de esas que mueven de manera brusca el mercado de pases, el campeonato que comenzará el 6 de agosto, y que no tendrá partidos entre semana, promete seguir por la línea de los últimos: la paridad entre la mayoría de los conjuntos.

En cuanto a los clásicos, a partir de la cuarta fecha se podrán ver en campo esos encuentros que atraen a ambas aficiones que disputan de manera indirecta el encuentro, y a muchos simpatizantes de otros conjuntos que disfrutan el impresionante marcó que despiertan este tipo de duelos. Los primeros en jugarse serán Lanús-Banfield y Estudiantes-Gimnasia, por la cuarta. El enfrentamiento entre los dos conjuntos de Avellaneda, Racing e Independiente, será en la número 10, en el estadio Libertadores de América; mientras que Huracán-San Lorenzo se disputará en la 12. En la jornada número 14 se realizará el partido que paraliza al país entero, River-Boca, Boca-River, en el Monumental.

Ya queda poco tiempo para que luego de la humillación argentina en Sudáfrica 2010 las esperanzas comiencen a renovarse, y para que el objetivo sea nuevamente nacional. 20 equipos lucharán por el Apertura, sin embargo, solo uno sumará una estrella en su camiseta a partir del 12 de diciembre.